5 Common Watercolor Mistakes

5 errores comunes de acuarela

Ya sea que esté empezando a aprender acuarela o haya estado trabajando con ella durante algún tiempo, los errores son inevitables. Los errores te permiten explorar el medio y sus infinitas posibilidades. Sin embargo, a veces, desea evitar errores para lograr el aspecto correcto.

1. Trabajando en exceso la pintura

A veces, solo se necesita una pincelada incorrecta para que una pintura de acuarela pierda su frescura y luminosidad. Cuando te encuentres agregando más y más detalles y retoques, es probable que sea hora de parar. Es mejor que una pintura esté poco desarrollada que sobrecargada de trabajo.

Aquí hay algunos consejos para evitar el exceso de trabajo:

  • No te concentres demasiado en los detalles.
  • Trate de evitar problemas y correcciones, como levantar el color y rascar el papel.
  • No ablandes un borde seco.
  • No apliques demasiadas capas. Cuantas menos capas, más fresca la pintura.

2. Pintar en lavados húmedos con un cepillo acuoso

Otro error común es volver a un lavado húmedo con un cepillo acuoso. En este escenario, pueden ocurrir ejecuciones no deseadas y corre el riesgo de arruinar el lavado insuficiente. (Nota: ¡los back-runs pueden ser una buena cosa! Mira mi publicación reciente, “Todo lo que necesitas saber sobre cómo hacer flores de acuarela”).

La pintura de abajo muestra lo que sucede cuando agrega un lavado acuoso cuando el primer lavado está húmedo. Lo que se supone que es una sombra de forma, se convierte en un camino pálido.

3. Esbozando los objetos

Al pintar un fondo alrededor de objetos, los principiantes tienden a delinear los objetos con colores oscuros. Este método hace que los objetos parezcan poco naturales y recortados.

Para evitar esto, asegúrese de seguir estas reglas simples:

  • Varíe el color y el valor alrededor de sus objetos.
  • Alterna la dirección de tus pinceladas.
  • Combina bordes duros y suaves.

4. colores fangosos

Los colores fangosos aparecen cuando intentas pintar sobre una capa húmeda. Solo debe agregar pintura cuando el papel esté completamente seco o muy mojado.

Otro error que lleva a este problema es mezclar dos o más pinturas opacas. Si tiene tendencia a adquirir colores turbios, intente excluir las pinturas opacas y minimice la cantidad de colores que se mezclan.

5. Renunciar demasiado pronto

En una cierta etapa de su proceso de pintura, es posible que no esté contento con el aspecto de su pintura. De hecho, es una situación absolutamente normal experimentada por muchos artistas, así que no se apresure a destrozar su obra de arte sin terminar y comenzar de nuevo. ¡Sigue trabajando y te sorprenderá lo bien que queda tu pintura!